Desde Chachapoyas
Hasta Azángaro
Ida sábado 22 enero

Chachapoyas hasta Azángaro

22/01/2022


Información sobre la ciudad Chachapoyas

Chachapoyas es una cultura arqueológica del Antiguo Perú que se desarrolló en el actual departamento peruano de Amazonas a finales del Horizonte Medio y durante todo el periodo Intermedio Tardío.

Ha dejado un número importante de grandes monumentos de piedra, como la llacta de Kuélap, el Gran Pajatén, edificaciones funerarias, sarcófagos y mausoleos como los de la Laguna de los Cóndores y otros lugares de difícil acceso. Esta cultura fue un conjunto de desarrollo de comunidades autónomas.

Los chachapoyas moraban al sureste de los bracamoros, sobre la margen derecha del río Marañón. Su desarrollo tuvo como centro el valle del río Utcubamba. Probablemente se dispersaron por el sur hasta el río Abiseo, afluente del Huallaga, donde se levanta la ciudadela de Gran Pajatén. En efecto, las noticias que consigna el Inca Garcilaso de la Vega refieren que el territorio de los chachapoyas era tan extenso que le "pudiéramos llamar reino porque tiene más de cincuenta leguas de largo por veinte de ancho, sin lo que entra hasta Moyobamba que son treinta leguas de largo [...]". Para una interpretación adecuada de esta información, diremos que una legua corresponde a cerca de cinco kilómetros. Los chachapoyas habrían sido conquistados por los incas en tiempos del gobernante Tupac Inca Yupanqui

Los chachapoyas tienen una larga historia en la región, medida en varios milenios a juzgar por los testimonios de arte rupestre expuestos en las paredes rocosas de cuevas de la provincia de Utcubamba. Posiblemente fueron descendientes de inmigrantes cordilleranos que modificaron su cultura ancestral en el nuevo medio, tal vez recogiendo tradiciones de los primeros pobladores de origen amazónico. Los chachapoyas modificaron el paisaje selvático tornándolo erosionado y yermo a medida que iban depredando los bosques y como consecuencia de las quemas anuales a que sometían sus tierras. Esta modificación del paisaje original se presenta elocuentemente en el área del río Utcubamba.

La cultura chachapoyas propiamente dicha posiblemente tuvo sus inicios en el siglo VIII. Debió alcanzar su fase de florecimiento a partir del siglo XI y se prolongó hasta la llegada de los españoles al Perú, aunque hacia 1470 su independencia política quedó afectada por la conquista incaica (ver Expansión del Imperio Inca). Su territorio se extendía de norte a sur casi 400 kilómetros, desde el río Marañón en la zona de Bagua, hasta la cuenca del río Abiseo, donde se encuentra la ciudadela de Gran Pajatén, y aún más al sur hasta el río Chontayacu. Abarcaba así la parte sur del actual departamento de Amazonas y sectores del noroeste del departamento de San Martín, como también espacios del extremo oriental del departamento de La Libertad.

Su población se estima en hasta 400 000 indígenas. Al momento de llegar los españoles esta se redujo a 20 o 30 mil habitantes


Información sobre la ciudad Azángaro

Azángaro es una ciudad del sureste del Perú, capital de la Provincia de Azángaro (Departamento de Puno), situada a 3859 msnm en la Meseta del Collao, al centro-norte del lago Titicaca.

Como la mayoría de los pueblos, la fundación primigenia se pierde en la penumbra de los tiempos, intentando un ensayo lacónico anotaremos, que hubo dos fundaciones: una preinca o Quechua y la otra Española como producto de la conquista.

La ciudad de Azángaro, que forma parte de la Cordillera Oriental, se encuentra ubicada en la zona Nor-central del departamento de Puno. Está localizada entre las coordenadas geográficas 14º54’24” de Latitud Sur y 70º11’36” de Longitud Oeste del Meridiano de Greenwich, ubicada en el eje principal de la vía Transoceánica y a 3,559 msnm. Tiene una extensión territorial de 706,13 km2, una densidad poblacional de 39,4 hab hab./km2 y colinda por el norte con la provincia de Carabaya, por el sur con la provincia de San Román, por el este con las provincias de Huancané y San Antonio de Putina, y por el oeste con las provincias de Melgar y Lampa.

En Azángaro y San José predominan los yacimientos de antimonio, plomo y plata; también se presentan espacios minerales como la estibina y galena en el distrito de Tirapata. Y aunque el potencial minero de los yacimientos es limitado, la cantidad de denuncios ha aumentado considerablemente: en general, de acuerdo con la información de la Dirección Regional de Energía y Minas, a 2005 existían 268 denuncios mineros de recursos metálicos y algunos no metálicos, con una extensión de 182,910 Ha, denunciadas en los diferentes distritos de la provincia.

Para los recursos turísticos se ha considerado el inventario de atractivos turísticos, de Azángaro, que posee un valioso patrimonio cultural y natural, compuesto por monumentos arqueológicos, históricos, danzas costumbristas y lugares naturales ecológicos dentro de la jurisdicción espacial de sus distritos, que constituyen, en conjunto, el potencial turístico de la zona. Sin embargo, este no es conocido en el departamento, debido a la falta de una adecuada promoción y difusión. Estos valores turísticos permitirían captar al turista interno y externo, pero debido a las limitaciones operativas, a la falta de vías de acceso y a la inercia de las instituciones encargadas de administrar este recurso, aún siguen siendo inexplorados, salvo el caso del Festival de Danzas Folclóricas de Pacharaymi Tintiri en el mes de setiembre.

Imágenes de Chachapoyas

Vídeo de Chachapoyas

Vídeo de Azángaro